UNA RESPUESTA A LA POSICIÓN DE CESAR VIDAL HACIA EL CONFLICTO ISRAELI/PALESTINO

El 5 de Enero próximo pasado el Interamerican Institute for Democracy publicó un artículo de Cesar Vidal a la cual se refería la reciente resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenando los asentamientos israelíes donde el Dr. Vidal explica porque piensa que la resolución fue justa.

El 5 de Enero próximo pasado el Interamerican Institute for Democracy publicó un artículo de Cesar Vidal a la cual se refería la reciente resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenando los asentamientos israelíes donde el Dr. Vidal explica porque piensa que la resolución fue justa.

Yo ya publique también en el Interamerican Institute for Democracy un artículo donde explico porque la resolución fue injusta. Aquí la pueden ver y no necesito agregar nada más  a estos argumentos y no necesito agregar nada específico al porqué de la injusticia de la resolución. https://www.intdemocratic.org/2016/12/la-resolucion-anti-isralei-del-consejo-de-seguridad-de-las-naciones-unidas-es-injusta-irresponsable-y-hace-vulnerable-a-occidente-ya-sus-aliados/

Tampoco discutiré el tema de la legalidad de los asentamientos si bien hay expertos legales que han desafiado la interpretación que los declara  “ilegales”. Para mi ver, el tema de los asentamientos es un tema a resolverse mediante la negociación política tal cual se estableció en los acuerdos de Oslo o mediante otra negociación alternativa a Oslo. No es ni debe ser una resolución de un órgano que ha demostrado parcialidad anti-Israelí reflejada en sus componentes ideológicos e institucionales. . Sostengo también que incluso en la situación en la que se encuentran los asentamientos en estos momentos, no veo porque no, bajo circunstancias donde los palestinos respondan a un acuerdo de paz duradero y justo, habría problema en desmantelar una gran parte de estos asentamientos. En el pasado Israel afrontó el dolor de desmantelar asentamientos y desalojar a sus residentes. O sea los asentamientos no son hechos consumados como afirma Vidal. Así lo hizo en el Sinaí a cambio de una paz con Egipto. Y así también lo hizo en Gaza a cambio de nada excepto bombardeos contra sus civiles que obligaron a Israel a llevar a cabo tres incursiones militares.

Sin embargo el problema más grande con el argumento del Dr. Vidal es donde el apela a la historia con el intento de explicar el conflicto Israelí /Palestino  como una serie de hechos donde los Palestinos resultaron inocentes perdedores, víctimas de un engaño internacional, y de un despojo colectivo.

Vidal sostiene que el territorio que comprende hoy el Estado de Israel y los territorios Palestinos tenían una superante mayoría Árabe y una minoría judía hacia el final del siglo 19. A raíz de la Declaración Balfour, en la cual los británicos prometieron la creación de un hogar nacional judío, la inmigración judía comenzó a aumentar amenazando la población nativa local. Es así que el proyecto Sionista que creo el estado de Israel era también un proyecto colonialista británico que se gesta a expensas de una población local autóctona que cae víctima de estas circunstancias.

En realidad en el momento de que la Declaración Balfour fue promulgada hacia finales de 1017, había ya una comunidad judía de  85, 000 habitantes en Palestina. Palestina no era territorio soberano árabe sino que era una zona considerada como el sur de la provincia Otomana de Siria. O sea no había ni estado judío, ni estado árabe-Palestino ni ningún otro estado. Árabes , judíos y otras minorías residían como súbditos del imperio Otomano y no como ciudadanos de una entidad Árabe. Por otro lado cuan nativa era la población árabe de Palestina es también cuestionable. El territorio de Palestina tenía menos población a principios del siglo 19  que en tiempos antiguos. Era una tierra abandonada y sin mucha importancia. Pero en el correr del siglo 19 hubo migraciones árabes de Egipto estimuladas por en aquel entonces gobernador de Egipto que quería expandir su influencia. La población árabe se duplicó entre 1800 y 1900 mediante la inmigración. En 1800 había 250,00 habitantes en Palestina, pero en 1900 había 500,000. En ambos casos la mayoría era árabe pero no todos. Había comunidades judías en Jerusalén u otros centros. Había charquesitas, Drusos y otros. Esta inmigración árabe fue estimulada por líderes en la zona de Egipto que pretendían expandir su control sobre la zona. La zona también atrae más inmigración a medida que esta establece más vínculos con el sistema económico Europeo. La inmigración judía, que comienza también en el siglo 19 va aumentando a medida que el proyecto sionista crece. El hecho es que ambas poblaciones crecen por la inmigración.

Es más, ya en 1914, tres años antes de la Declaración Balfour y aún bajo el imperio Otomano, inmigrantes judíos se establecieron en Palestina particularmente en los llanos, el valle de Jezreel y el valle del Jordán. Estas áreas no tenían mucha población árabe, eran pantanosas y parte de ellas eran propiedad de patrones ausentes. Los judíos adquirieron estas tierras en forma legal. Otras colonias judías se establecieron en tierras fiscales. Se creó una infraestructura económica que no existía antes como agricultura, hospitales, fábricas, exportación e importación, transporte, telégrafo y otras cosas. La ciudad de Tel Aviv ya existía y crecía. El idioma hebreo comenzaba a ser la lengua oficial y un sistema de escolar ya estaba establecido.

Eso por eso que la declaración Balfour recibe validez internacional durante la conferencia de San Remo y luego en el artículo 22 de la carta de la Liga de las Naciones, un organismo internacional creado luego de la Primera Guerra Mundial.

Siendo así, la lógica de Vidal que es también la lógica árabe, se resumiría de la siguiente manera: Los árabes son nativos. Los judíos son europeos, por lo tanto no nativos. Por lo tanto el derecho de auto-determinación en la zona lo tienen solo los árabes.

¿Porque Vidal piensa que la inmigración árabe es legítima mientras la judía no lo es?

No es claro, qué diferencia hay si una ola de inmigración llega en 1830 y otra en 1880? Ambas inmigraciones eran legítimas y toleradas por las autoridades Otomanas. ¿Cómo se establece que los árabes tienen el derecho a la soberanía mientras los judíos no?

Interesante, mucha de la inmigración judía no era de Europa sino del mismo Medio Oriente. Judíos han siempre vivido en la región y constituían una comunidad importante dentro del imperio otomano. En los años 50, cientos de miles de ciudadanos judíos de países árabes se marcharon de sus países de origen porque los regímenes de los países árabes emergentes tomaron cobardes represalias contra ellos a raíz del nacimiento del estado de Israel. O sea,  nunca la población judía desapareció del Medio Oriente. La ecuación judío y europeo es falsa y engañosa. Hoy  cerca de  la mitad de los judíos de Israel tienen sus  orígenes en el Medio Oriente o en el Norte de África.

Es más: muy contrariamente a lo que alega Vidal, añadiremos que el proyecto sionista no era un movimiento atado al imperialismo Británico. El Sionismo es un movimiento de liberación nacional judío que surge  en un momento donde los movimientos nacionales emergen en Europa y como resultado del prevalente anti-semitismo en Europa. Los colonos judíos que se asentaron en palestina eran individuos idealistas que deseaban crear un centro espiritual judío y una sociedad donde se pudieran desarrollar como nación y ser libres de discriminación y anti-semitismo. Estos colonos además no poseían recursos. Ellos irían iban a habitar una tierra histórica y sagrada pero que era 50% desértica y carente de recursos naturales. Se necesitaban donaciones de filántropos y otros para emprender esta muy costosa empresa en términos de dinero y sacrificio personal. La colonización de Argelia por los Franceses  estuvo apoyada por el estado y ejército francés y el objetivo era explotar los recursos naturales de esas tierras como el algodón y otros y expandir mercados. El proyecto Sionista era un proyecto de una nación oprimida y violentada (Rusia) y en el mejor de los casos excluida y discriminada. (Europa Occidental).

Vidal luego sostiene que mientras la población judía crecía, los británicos reprimían a los árabes con dureza. Lo que Vidal no dice es que los árabes atacaban colonias y civiles judíos indefensos y que los británicos, encargados del orden por la definición del mandato, procedían a mantener dicho orden y a defender a la población atacada. Pero aún así, los británicos temerosos de más disturbios, procedieron a limitar la inmigración judía. Lamentablemente esta restricción coincidió con la época de persecución nazi. O sea los árabes y los británicos comparten responsabilidad por haber prevenido el rescate de millones de judíos que podrían haberse salvado al no ser por el infame Libro Blanco británico que capituló ante el terror árabe.

Vidal sostiene también que la idea era subordinar a los árabes a los que se les había prometido inicialmente independencia. Esto es incorrecto. Cuando las revueltas árabes en Palestina que fueron de una crueldad impresionante y estallaron ya desde 1920 agravándose en 1936, los árabes contaban ya con varios estados semiautónomos  como Iraq, Egipto  y Transjordania que se transformaron en independientes sin problema a medida que el mandato iba expirando. Otros estados árabes como Siria y Líbano también consiguieron independencia enseguida después de la segunda guerra mundial. Si bien es cierto que los árabes de Palestina quedaron fueron del esquema colonial prometido a los líderes árabes (particularmente a los Hachemitas), esta falta fue rectificada con la partición de Palestina en Noviembre de 1947 donde se propuso un estado judío y un estado para los árabes de Palestina.

El estado judío se establecería sobre  tierras donde ya había gran concentración de población judía ya establecida y no en las tierras más fértiles arrancadas a los árabes, como afirmó Vidal.   La idea era generar igual que en la post primera guerra la idea de la Liga de Las Naciones donde cada nación tendría dominio sobre un territorio donde son mayoría.  O sea a los a los judíos se le otorgó parte de palestina y no toda Palestina aún después que en 1922, Gran Bretaña separo gran parte del territorio prometido a los judíos para dárselo al Rey Abdalah quien creo lo que hoy en día es Jordania. O sea el territorio concedido a los judíos era sustancialmente menor al territorio aprobado por la Liga de Las Naciones. Pero al final, los judíos  no obtuvieron su estado en virtud de la generosidad de la ONU sino en el campo de batalla donde se perdió más del 1% del total de la población judía del naciente estado.

Vidal se apoya en un historiador israelí considerado un ideólogo de izquierda  más que un serio académico, para sostener que los judíos cometieron una limpieza étnica y que expulsaron a los palestinos antes de que empezaran las batallas. Vidal cita al así llamado Plan Dalet israelí diciendo que este plan era un plan para expulsar árabes. Esto es una infamia muy poco digna del Vidal que yo he conocido. El Plan Dalet era un plan militar para asegurar los territorios adjudicados por la ONU a los judíos no era un plan de expulsión. Árabes palestinos abandonaron sus hogares por una serie de razones. Algunos anticipando la guerra, otros marcharon durante la guerra aterrorizados por la violencia del conflicto y otros realmente fueron expulsados por los judíos. Episodios como la sangrienta conquista de la ciudad árabe de Deir Yassin, eran relativamente pocos, a pesar de que causo  temor en la sociedad árabe. Las expulsiones también tuvieron lugar en ciertos momentos durante la guerra, según el valor estratégico de la zona, o la etapa en que la guerra se encontraba. Israel mantuvo una política de contención y defensa de noviembre de 1947 a Abril de 1948.

Como el historiador Benny Morris lo ha señalado, “La expulsión nunca fue aprobada como política oficial por el establishment sionista que dominaba la sociedad judía en Palestina” Morris continúa, “por el contrario, conductas y pensamientos expulsionistas han caracterizado la corriente del movimiento nacional palestino desde su creación”. Benny Morris, contrariamente a Ilan Pappe (que  citado por Vidal) es un académico de integridad.

El problema de los refugiados árabes Palestinos, quien tanta compasión han generado (aún más que los masacrados Sirios de la actualidad),  fue el resultado de una guerra de agresión donde los árabes de Palestina y sus aliados de los países árabes recientemente independizados atacaron al naciente estado de Israel. Es en esta guerra forzada sobre Israel (quien había aceptado el veredicto de la ONU), donde palestinos perdieron sus hogares.

Los palestinos por lo tanto no tienen el derecho a reclamar el retorno a sus hogares.

(En el año 1967 hubo refugiados pero no hay ninguna evidencia de que fueron expulsados como lo afirma Vidal. Sin embargo bajo ocupación israelí se construyeron hospitales e incluso la primera universidad de la Cisjordania y se les permitió a los árabes de la Cisjordania a continuar relaciones comerciales y culturales con Jordania)

Y hablando de legalidad, el estado de Israel por otra parte tiene más sellos legales que cualquier país del mundo: La Declaración Balfour, La Liga de las Naciones, la partición de Palestina por la ONU. El procedimiento internacional fue justo y la comunidad judía fue legalista hasta el fin.

¿Y los árabes que sostenían? Que solo ellos tenían pleno derecho de soberanía sobre todo el Medio Oriente. Un estado judío era un obstáculo para la homogeneidad soberana árabe en la región. O sea los árabes se creían con derecho natural a la tierra. ¿De donde estaba extraído este derecho que los árabes consideraban tan natural? No del derecho internacional.  Así se justificó la guerra de los árabes contra Israel en 1948 y luego la guerra en el año 1967. Todo eso  en violación de todas las resoluciones internacionales. Esto es el testarudo dogma árabe frente a la legalidad internacional y el debido proceso.  Ambas guerras fueron guerras de genocidio destinadas a eliminar físicamente al estado judío.

Es más, como es que la mayoría de los estados árabes, al igual que Israel, fueron creados todos a medida que expiraba el mandato ¿O sea hay derecho a una multiplicidad de estados árabes y a ninguno judío?

Vidal nuevamente se equivoca cuando dice que los británicos entrenaron a Israel y se pusieron del lado de los judíos. Es cierto que mucho del entrenamiento de los soldados israelíes venia de él servicio que prestaron judíos de la comunidad de Palestina al ejército británico y de la cooperación de fuerzas de choque judías (Palmach) con los británicos para combatir la presencia de elementos pro-Francia de Vichy. Pero luego de eso, los británicos no cumplieron ningún papel en la defensa de Israel.  Sin embargo, oficiales británicos comandaban el ejército Jordano quien en 1948, en el momento de las peores batallas contra Israel. Oficiales como Glubb Pasha comandaron las tropas de la así llamada Legión Arabe. En los años 50 Gran Bretaña creo pactos con países árabes como Iraq y Jordania formando alianzas como el Pacto de Bagdad y se distancio estratégicamente del estado de Israel. .

Del mismo modo, las lágrimas del Holocausto, contrariamente a lo que dice Vidal, no alcanzaron a nublarle los ojos a los líderes occidentales quienes continuaban persiguiendo sus intereses. Estados Unidos impuso un embargo de armas durante la guerra de Independencia israelí. Pocos años más tarde el presidente norteamericano Dwight Eisenhower diseñó una política específicamente dirigida a  acercarse al mundo árabe, particularmente a Gamal Abdel Nasser, líder del movimiento pan-arabista y portador de la idea de que Israel debería desaparecer.  Aun así, Nasser rechazo estas generosas ofrendas tomando una postura anti-occidental y pro-Soviética.

El Holocausto fue aún menos un obstáculo moral para los países Europeos. Estos en su mayoría negaron, durante la guerra de Octubre de 1973, el uso de sus aeropuertos para la recarga de gasolina a aviones norteamericanos que transportaban armas para ayudar el esfuerzo bélico israelí en una guerra que casi le cuesta su misma existencia de supervivencia. Los europeos se rindieron al embargo petrolero árabe y luego muchos de ellos se abstuvieron cuando el mundo árabe se apodero de las Naciones Unidas para hacer de este organismo internacional una máquina de propaganda.

Es la misma máquina de propaganda que hoy usa la Autoridad Palestina para evitar cualquier negociación con Israel.

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu llega al poder luego de 10 años de estar en la oscuridad. Por una década entera Israel tuvo líderes moderados a quien la Autoridad Palestina les dio la espalda. La dirigencia palestina rechazó tres propuestas sustanciales israelíes donde se les ofrecía un estado palestino, la retirada israelí de la gran mayoría de los territorios ocupados y  la división de Jerusalén. Israel luego se retiró de Gaza y desmanteló unilateralmente todos los asentamientos en la franja.  Los israelíes buscaban seguridad y los palestinos los traicionaron. La esperanza era que Netanyahu restorara el orden y la seguridad que los israelíes deseaban.

Pero seamos realistas. Un acuerdo final de paz no sé hasta qué punto depende de un arreglo entre las partes. Los palestinos son tan débiles que ningún estado controlarían sin caer en manos de Hamas o sucumbir en la anarquía. El statu –quo le ha convenido más a la dirigencia Palestina ya que reciben protección y dinero y no tienen la responsabilidad, de manejar un estado. El aparato de propaganda anti-israelí y anti-sionista marcha a todo vapor con el objetivo de evitar un acuerdo de paz. ¿Qué socio en un proceso de paz despotrica contra el otro socio si lo que quiere es vender a la opinión publica el valor de los acuerdos de paz? Observemos al presidente colombiano  Juan Manuel Santos, quien precisamente, justo dado la oposición al dialogo con las FARC, defendió hasta el final este dialogo.  (Más allá de lo que cada uno piense sobre este acuerdo) Y Anwar Saadat hizo lo mismo cuando emprendió el viaje hacia la paz con Israel 39 años atrás.

Los asentamientos constituyen la parte más fácil de éste rompecabezas humano. Esto es parte de un complejo problema del mundo árabe y del palestino en particular.

Por último la afirmación de Vidal de que el problema Palestino es el corazón de todos los problemas en el mundo árabe es absurda. Los palestinos han sido marginalizados a un segundo plano por los países árabes quienes excepto Jordania no les otorgaron ciudadanía.  El radicalismo islámico no es una defensa de la causa Palestina sino un intento de reemplazar las autoridades árabes más seculares o no tan islamistas. Es un conflicto interno. Y si es externo es contra el dominio cultura y hegemonía occidental. Es más,  los levantamientos de la primavera árabe son el resultado de un descontento general en un mundo árabe convulsionado.

Eso aun así esto no significa que no sea importante solucionar el conflicto árabe israelí.  Pero hay que usar la imaginación no la propaganda.

*Las opiniones aquí publicadas son responsabilidad absoluta de su autor*