Un disparo sobre la proa del régimen venezolano

¿Qué sigue después de la advertencia que dio la ciudadanía al Gobierno de Maduro en las calles de la capital?
Cuando un navío de guerra dispara sobre la proa de otro lo hace como una advertencia. El objetivo es que se detenga o que cambie su curso de acción antes de tomar medidas más enérgicas, como dispararle debajo de su línea de flotación. Esta imagen se me ocurre al presenciar la llamada Toma de Caracas del 1 de septiembre cuando participaron más de un millón de personas. En mi opinión, ello representa una advertencia al régimen y a las Fuerzas Armadas que lo controlan de que el país está dispuesto a movilizarse y no solo para elecciones. Y al mismo tiempo que les sería imposible reprimir semejantes manifestaciones populares.

¿Y qué le sigue a una advertencia equivalente a un disparo sobre la proa del régimen, como esta toma ciudadana de la capital?

En una confrontación bélica de no cambiar de curso la otra parte, o no detenerse, solo cabe dispararle debajo de la línea de flotación. O sea hundirlo. Eso es claro en una confrontación armada pero en el caso nuestro, ¿qué le sigue a la oposición venezolana después de esta advertencia al régimen del 1 de septiembre?

Primero exigir un cambio de rumbo, o sea, que el régimen acate la constitución y que el revocatorio presidencial se celebre este año. Un régimen corrupto que no supera un 15% del apoyo popular, violador de nivel olímpico de los derechos humanos, carcelero de presos políticos y convertido en un narcoestado y crecientemente repudiado por la comunidad internacional, ha debido sentir el sonido del disparo sobre su proa.

Realmente fue un cañonazo representado por esos ciudadanos en las calles exigiendo pacíficamente el derecho a ejercer el revocatorio presidencial. A pesar de impedir el ingreso de periodistas internacionales para cubrir el evento y de expulsar a otros, entre ellos uno del Nuevo Herald, el mundo ha podido constatar el maravilloso espíritu cívico, democrático y pacífico de los venezolanos. Que hoy más que nunca merece el respaldo de la comunidad internacional en su lucha institucional por el rescate de sus derechos y de su libertad

¿Y qué acción puede tomar la oposición si esta exigencia no es acatada, como probablemente sea el caso?

Publicado por El País el 2 de Septiembre, 2016
https://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/02/america/1472829530_126348.html