LLAMADO EN NOMBRE DE LAS VICTIMAS IGNORADAS

A los países miembros del G20, invitados y observadores.

 

LLAMADO EN NOMBRE DE LAS VICTIMAS IGNORADAS

 

A los países miembros del G20, invitados y observadores.

Argentina, cumbre 30 noviembre- 1ro diciembre 2018

Observando que, Argentina atraviesa por una situación económica critica, momentos de conflictividad social e inseguridad jurídica. Así también ha tomado estado público que la justicia ha sido degradada a extremos impensables, en razón de la presión ejercida sobre los Magistrados por el gobierno de turno, todo ello en un marco de grave corrupción institucional, puesta en evidencia en la actualidad. En este contexto se omite investigar los crímenes cometidos por los miembros de grupos terroristas que actuaron en los años 60/ 70′. Los autores de estos crímenes aún gozan de impunidad y protección institucional. El recuerdo de las victimas extranjeras se oculta bajo un manto de silencio cómplice.

Constatando que esa política de discriminación jurídica, determinó que más de 2800 hombres y mujeres, representantes de distintos estamentos sociales ( ≈ 20 sacerdotes católicos, 110 magistrados, 60 mujeres, abogados, médicos, agentes del Estado), estén ilegalmente privados de libertad, condenados y/o juzgados en flagrante violación de los principios jurídicos universales de derechos humanos, a quienes se les aplica la excepcionalidad como norma, la retroactividad penal, la responsabilidad penal colectiva, la analogía penal, se ignoran los principios de la prescripción penal, y del debido proceso. Todo ello afecta la vigencia del El Estado de Derecho. Este sistema jurídico aplicado en Argentina no es utilizado por ningún país miembros del G20 dónde, se respetan las garantías constitucionales y convencionales suscriptas por esos Estados.

Reconociendo que, actualmente el terrorismo internacional es una amenaza mayor que afecta a todos los países tal como lo demuestran los atentados en diversas ciudades del mundo. Aunque debemos recordar que en la Argentina de los años 60/ 70′ “marca el comienzo de un periodo que se caracterizó por la generalización y gravedad de la acción terrorista evidenciadas, no solo por la pluralidad de bandas que aparecieron en la escena, sino también por el gran número de acciones delictivas que emprendieron e incluso por la espectacularidad de muchas ellas”: Esas organizaciones terroristas son responsables de más de 1500 asesinatos y 25000 hechos delictuosos (Juicio a los comandantes en la Causa 13/84).

Recordando que, entre las víctimas de esos crímenes se cuentan ciudadanos, empresas y representaciones diplomática acreditadas en Argentina. Hay españoles, italianos, alemanes, británicos, americanos, franceses, belgas, suizos, portugueses, ex-yugoslavos, neerlandeses, austriacos, croatas, poloneses… (Wahrilch, Morg Roig, Jercib, Dal Bosco, Sobral, Hab de Koval, Rodriguez Quintana, Gasparoux, Egan, Rotta, Salustro, Do Santos, Franconeri, Capdevielle, Giovanelli, Egan, Swint y otros), empleados, empresarios, industriales, residentes en el país, honestos hombres y mujeres, respetuosos de las instituciones del Estado, que acompañaban el desarrollo de la Nación. Ninguno de ellos es reconocido en Argentina o en sus propios países como víctima de organizaciones terroristas, menos aún por las asociaciones de derechos humanos, sus militantes, parlamentarios, personalidades.

En nombre de esos numerosos ciudadanos extranjeros asesinados por grupos terroristas, que no figuran en el Parque ni en el Museo de la Memoria, olvidados por sus propias Embajadas y más aún, las autoridades extranjeras que visitan nuestro país omiten rendirles homenaje. Y en el de las victimas secuestradas, heridas, amenazadas por esos mismos grupos ilegales (Adgen, Browertkoning, Napoli, Bendandi, Nitry, Wipper, Watsenstein, Hernandez, Sylvester, Squimer, Gockler, Tanasijevic, Perriaux, van der Paune, Grove, Russo, Barca, Barella, Krupp, Callegari, Bricombe, Lockwood, Kurt Gebhardt, Agosti, Heywood, Schmidt, Marinott, Hayes, Boisset, Romeo, Mascardi, Deloubieux y otros), cuya situación está alejada de los intereses de la justicia, del gobierno y los medios en Argentina.

Solicitamos a los representantes de los países miembros del G20 e invitados al Foro Internacional rechazar la proposición del gobierno argentino de visitar el Parque de la Memoria, el Museo de la Memoria, arrojar flores al Rio de la Plata, no otorgar entrevistas a los representantes de las ONG y asociaciones de derechos humanos que defienden únicamente la militancia de la violencia armada de los años 60/70 porque entre ellos también están los responsables de crímenes contra sus ciudadanos. Tal solicitud se funda en el hecho que realizar esas actividades constituirá deshonrar la memoria de las víctimas connacionales.

Hacemos un llamado a los miembros y participantes del G20:

  • Suspender inmediatamente (Unión Europea, Japón, Estados Unidos, Canadá…), las subvenciones, contribuciones y ayudas financieras con las ONG, asociaciones y organizaciones de Derechos Humanos de Argentina que reconocen únicamente como victimes los ex miembros de grupos terroristas, hasta que la situación de las victimas extranjeras y los autores de esos crímenes y delitos sean clarificadas.
  • Suspender inmediatamente con Argentina toda colaboración, proyecto, programa, en curso con las asociaciones, organizaciones de Derechos Humanos, y sus personalidades de referencias.
  • Prohibir el ingreso y permanencia en los países del G20, a los ex miembros de organizaciones terroristas de la Argentina de los 70′ y a sus defensores, las organizaciones, asociaciones, militantes y referentes de derechos humanos, hasta el total esclarecimiento judicial de los crímenes perpetrados contra las victimas de esos países.
  • Determinar en los países miembros del G20, la responsabilidad penal de los ex refugiados argentinos, en los crímenes y delitos contra los ciudadanos y empresas de esos países. Ayer miembros de organizaciones terroristas en Argentina, hoy ciudadanos naturalizados europeos, defensores de los derechos humanos.
  • Proceder al reconocimiento de las víctimas que dejaron las organizaciones terroristas en Argentina en los 70′, por sus respectivos gobiernos, sus embajadas en Argentina y asociaciones de víctimas del terrorismo de los respectivos países.
  • Crear una comisión ad-hoc integrada por los representantes del G20 para investigar los asesinatos, atentados, amenazas ejercidas por los grupos terroristas en Argentina contra los ciudadanos y empresas extranjeras en los 70′. La justicia y los gobiernos argentinos no pueden determinar sin juzgar responsabilidades de unos e inocencia de otros, dejando las victimas sin protección.
  • Disponer las medidas tendientes a rechazar toda cooperación judicial, demanda de extradición, por acusaciones jurídicamente inexistentes de delitos de lesa humanidad violatorias de los principios de legalidad, de no retroactividad, prescripción, debido proceso, excepcionalidad, responsabilidad penal colectiva, principio de analogía penal…Buenos Aires, 26 septiembre 2018.

Firmantes: María Elena García, abogada, ddhhyjusticia@gmail.com – Presidenta Colectivo personas privadas de libertad y Acceso a la Justicia https://www.facebook.com/ddhhpp.org/

Prisionero en Argentina, https://prisioneroenargentina.com/, email@prisioneroenargentina.com

 

“Las opiniones aqui publicadas son responsabilidad absoluta de su autor”

 

Firme la petición: https://www.change.org/p/pa%C3%ADses-miembros-del-g20-invitados-y-observadores-llamado-en-nombre-de-las-victimas-ignoradas-63dfd49a-e026-48e0-a94e-a4c81c4006e0