DECLARACION DEL INTERAMERICAN INSTITUTE FOR DEMOCRACY SOBRE LOS HECHOS DEL 30 DE SEPTIEMBRE EN ECUADOR

DECLARACION: IID/100-18 Octubre 1, 2018

 
 

DECLARACION DEL INTERAMERICAN INSTITUTE FOR DEMOCRACY SOBRE LOS HECHOS DEL 30 DE SEPTIEMBRE EN ECUADOR

 
El 30 de septiembre de 2010 se produjo una revuelta policial en el legendario regimiento Quito, el más grande de Ecuador. Los motivos expuestos tuvieron carácter meramente laboral y exigían reconocimientos e incrementos salariales y de servicio. Reclamaciones de esa naturaleza, en el mismo regimiento, se habían dado en el pasado. Al presidente Jaime Roldós le toco extinguir un reclamo aún más grave, pero lo hizo de manera democrática, escuchando a la tropa a través de su Ministro de Gobierno y planteando soluciones que fueron aceptadas.
Rafael Correa aprovechó la situación para denunciar un supuesto complot para derrocarlo. Su intención fue clara, usar el amotinamiento para emprender una represión sin precedentes, que silenciara por completo a sus opositores.
Correa produjo el asesinato de víctimas inocentes que murieron el día de los hechos y también el sufrimiento de decenas de ecuatorianos que, como resultado de los procesos seguidos en su contra por un supuesto intento de golpe de estado, fueron a prisión o tuvieron que exiliarse, truncando sus vidas y afectando a todas sus familias. Perseguidos, presos y exiliados políticos de los dictadores en Ecuador.
Estos hechos de sangre y de sacrificio de vidas inocentes, constituyen delitos de lesa humanidad por los cuales el expresidente Rafael Correa debe ser procesado.
El Interamerican Institute for Democracy se solidariza con el pueblo de Ecuador en este día de triste recordación, de manera especial con los familiares de los fallecidos, con los presos políticos y con los perseguidos políticos. Consciente de su responsabilidad y en cumplimiento de los objetivos de la Institución, de fortalecer la democracia y la libertad en las Américas, expresa su decisión de coadyuvar en la presentación y sustanciación de la acusación de estos crímenes en la instancia internacional.
 
Miami, 30 de septiembre de 2018