A NICOLAS MADURO

Por: Luis Beltrán Guerra G.

Señor Presidente

Permítame expresarle, con la excusa por su alta investidura, que lo que ha sucedido el 16 de julio es serio, por lo que debería tomarlo en cuenta en procura de opciones para una reconciliación de los venezolanos, sin distingo de creencias políticas, camino para poner término a la situación conflictiva que usted sabe confrontamos.

Señor Presidente

No hay dudas de que ha sido la decisión del pueblo venezolano en ejercicio de la soberanía que le es inherente y que reitera el artículo 5º de la Constitución, de la cual usted es uno de sus firmantes. Es, asimismo, consecuencia, conforme al artículo 2º de la referida Carta Magna, que tipifica a Venezuela como un Estado democrático.

Señor Presidente,

La crisis del sistema político es acentuada, pero además potenciada por dificultades económicas difíciles de superar en el corto plazo, por lo menos, antes de diciembre del 2018, el fin de su mandato. El resultado, una explosión social que ha superado los 100 días con número considerable de fallecidos, presos y daños patrimoniales considerables, bastante cercana a una rebelión popular, la cual proseguirá con mayor intensidad si el clamor del pueblo no es reconocido por el gobierno que preside,

Señor Presidente,

El pueblo no está conforme con la actual situación, por lo que en ejercicio de su derecho ha venido demandando que se arbitren opciones, las cuales, como no puede negarse, han encontrado serias dificultades por providencias de los denominados poderes constituidos, que forzando la Constitución han inclinado la balanza a favor del régimen, retroalimentando el malestar,

Señor Presidente,

En el Siglo XXI es difícil, por no decir, imposible que Nación alguna pueda desconocer la Comunidad Internacional y los Tratados y Acuerdos que de conformidad con el Derecho Internacional integran su régimen normativo, de observancia imperativa por los países miembros, entre ellos, Venezuela. A su gobierno se censura, por los organismos correspondientes y por los propios países, las severas restricciones a la democracia y a los derechos humanos, la puesta al lado del Texto Constitucional y la crisis humanitaria con sus deplorables consecuencias, por lo que reciba nuestra sugerencia de comprender que el régimen confronta un conflicto que además de profundo es dual, o sea, en el ámbito interno y en el internacional.

Señor Presidente

El pueblo se ha pronunciado y contundentemente en reclamo de la democracia, la libertad y oportunidades para la satisfacción de sus necesidades, o sea, a vivir en armonía. Lo ha hecho mediante un hecho de naturaleza política, carácter que ha de atribuirse al plebiscito o referendo del pasado 16 de julio, por lo que no debería detenerse para desvalorizarlo, con argumentos relativos a los cauces normativamente estatuidos para que ejerzamos la soberanía, situación jurídica subjetiva tan inalienable que el ciudadano tiene inclusive el deber de ejercer, como lo hemos hecho los venezolanos plebiscitariamente el citado 16 de julio y que, por consiguiente, legitimidad constitucional tendrían las providencias de la Asamblea Nacional con respecto a la reorganización, incluyendo el nombramiento de sus integrantes, de poderes públicos, conforme a la interpretación de que a la referida Asamblea ha quedado deferida, para ello, la soberanía popular,

Señor Presidente

Es forzoso, por tanto, rectificar, lo cual es imposible si usted no tiene presente que dirige como Jefe de Estado un gobierno que ha de ser, por mandato del Texto Fundamental, democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables (Artículo 6º), pero además que el pueblo que le hizo Primer Magistrado aprobó la Constitución elaborada por la Asamblea Nacional Constituyente de l999, convocada por el Presidente Hugo R. Chávez Frías,

Señor Presidente,

Por favor, deténgase en el ejemplo de otros países, entre ellos España, la Madre Patria y Chile, Nación ésta que convirtiera en su segunda Patria Don Andrés Bello, el primero a la muerte de Francisco Franco después de una dictadura de más de 40 años, y el segundo que habiendo convocado un plebiscito, en lo substancial como el de Venezuela el 16 de julio, a raíz del gobierno dictatorial de Augusto Pinochet. Ambos lograron una transición en paz a las democracias constitucionales estables que le han permitido la convivencia pacífica y los estadios de progreso alcanzados,

Señor Presidente,

Por qué no medita en la renovación de los poderes públicos por vía electoral o si le pareciere más sensato en concurrencia con la Asamblea Nacional electa el 6 de diciembre de 2015 y con legitimidad para ello,

Por qué no le propone a la Nación una elección conjunta para la Presidencia, la Asamblea Nacional y los gobernadores de Estados, alcaldes y munícipes,

Por qué no suspende la convocatoria que ha formulado para una Asamblea Constituyente, bajo condiciones que alteran la naturaleza democrática de la opción, concebida para acordarse en un Pacto Social con respecto a lo que ha de ser la República en el Siglo XXI,

Señor Presidente,

Finalmente, con el respeto que hemos de profesarle, cumplimos en manifestarle que nos resulta cuesta arriba entender acerca de las dificultades para UN GRAN ACUERDO NACIONAL PARA LA RECONCILIACION, dirigido a que mediante las formulas constitucionales previstas, entre ellas, una constituyente democrática, nos reconozcamos todos, la oposición, el PSUV, otros partidos políticos y a sus militantes, garantizándoles igualdad de participación para se ganen el sufragio popular, único mecanismo que ha de utilizarse para aspirar en democracia.

Lo opuesto a las mencionadas opciones es arar en el vacío y la rebelión popular proseguirá con más intensidad, camino a una posible guerra civil y sus desastrosas consecuencias.

Señor Presidente,

A su completa disposición en la medida en que nos dispongamos a trabajar con sinceridad por una Venezuela democrática.

De usted, atentamente,

Luis Beltran Guerra G.

Exprocurador General de la República, Exministro de Justicia, Diputado al Congreso Nacional

Doctor en Derecho (Harvard University) – Profesor de Derecho Administrativo

Fundador (Partner) Luis Beltran Guerra G. Asociados

Tel: +58-212-65-0374 /+58-212-267-3923 / +58-212-263-4750 / +58-414-333-3604

www.luisbeltranguerra.com

luisbeltranguerra@gmail.com

@LuisBGuerra

*Las opiniones aquí publicadas son responsabilidad absoluta de su autor*