La Unesco y el Che.

Seguimos sin comprender la devoción de los ecologistas, que ignoran voluntariamente que Guevara arrasó los bosques de Cuba colocando dinamita en las raíces de los arboles que demolía usando bulldozer encadenados. Si a derribar estatuas y negar reconocimientos vamos se debería tener en cuenta que el “Che” junto a los hermanos Castro, Fidel y Raúl, encarcelaron a prostitutas, perseguían a religiosos y como colofón crearon campos de concentración a los que llamaron Unidades de Ayuda a la Producción, UMAP, en los que encerraban a todo el que no se plegara a los postulados de la clase dirigente dándole preferencia a quienes no tuvieran la orientación sexual políticamente correcta desde la visión homofóbica Guevarista.

¡No a otra Venezuela!

Esperemos que en Nicaragua no llegue a correr sangre, esperemos que el criminal e inmoral binomio Ortega-Murillo no logre una vez más engañar al mundo con triquiñuelas y el país tenga que vivir el infierno de la Venezuela Chavista . Hoy la que detenta verdaderamente el poder es Rosario Murillo, un personaje siniestro, que mucho se parece a otro personaje maléfico femenino de nuestro continente, Cristina Fernández de Kirchner, que también quiere mantenerse en el poder a todo costo.