Cuba: marcharse, protestar o someterse

Cuando la opción de largarse no es posible, la protesta es la única opción de oposición. En opinión de Hirschman, “… el papel de la protesta aumenta en la medida que disminuyen las oportunidades de largarse”. Por otro lado, cuanto más fácil es la opción de marcharse, menor es el incentivo de protestar. “Por lo tanto, la posibilidad de marcharse puede atrofiar el desarrollo del arte de protestar”. Conociendo esto, los regímenes opresivos han tratado de que sus enemigos políticos y críticos, se retiren de la esfera nacional.