Sostener las dictaduras es prolongar el sufrimiento de los pueblos

Los regímenes de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, con el apoyo de los gobiernos de Argentina y México, desarrollan una estrategia pretendiendo que los Estados Unidos y las democracias cambien su política exterior para que las dictaduras sobrevivan. Buscan sacar a Cuba -la dictadura jefe- de la lista de países que promueven el terrorismo, cesar o atenuar sanciones y abrir negociaciones. Se trata de conseguir tiempo para que dictaduras de crimen organizado y absolutamente inviables, sigan detentando el poder y prolongando el sufrimiento de los pueblos.

La mujer que volvió del más allá.

La riqueza está en la gente, en los emprendedores. En ese 20% que persigue sus sueños y arrastra al 80% restante como si fuera un torbellino. Es lo que denodadamente trata de explicar el “Consejo Superior de la Empresa Privada” (COSEP). Es la norma de Vilfredo Pareto extendida, aunque el matemático italiano, a caballo entre los siglos XIX y XX, no especuló sobre ese misterio estadístico.