“Fratelli tutti”

El actual Papa no tiene un mensaje verdadero de fe, de espiritualidad, y ha politizado peligrosamente a su Iglesia durante los años de su papado, logrando una grave división dentro de la misma, gobernada hoy en día por un puñado de incondicionales que suscriben su peligrosa ideología de la teología de la liberación o más bien de la ideología del pobrismo.