Bolivia debe conocer la verdad sobre el golpe de octubre 2003

Queridos Nietos, nuevamente me veo en la obligación de contarles algunas cosas de la política boliviana. ¿Se acuerden que les conté que el año 2003 hubo un problema, muy triste y similar al actual de violencia y muertes en Warisata, El Alto y Patacamaya?. El que asumió la Presidencia luego del Golpe fue el Vice Presidente Carlos Mesa. Este señor, por razones que solo él sabe, firmo dos decretos en octubre y noviembre de 2003, PROTEGIENDO a Evo Morales, Felipe Quispe y otros más, por su participación en los sucesos en los cuales murieron, lamentablemente muchas personas inocentes en El Alto. Ustedes han debido oír que muchos bolivianos que estamos fuera de Bolivia, por juicios políticos que se iniciaron desde el 2003 al 20 de octubre del 2019 están deseosos de volver al país. Yo también quiero volver a visitarlos a ustedes, sus padres y mis padres y mi país. Al PROTEGER con esos decretos a los terroristas y sediciosos de esa época, el juicio que nos han iniciado en Bolivia el año 2003 es injusto ya que nos acusan de algo que no cometimos y los liberan de toda culpa a los que organizaron la sedición y el Golpe. Como verán la vigencia de estos dos decretos hacen imposible un tener un juicio justo donde seamos juzgados todos por igual y por lo tanto imposible mi regreso. Por esto es que pedí a la Presidenta Añez en una carta hace unos días atrás con otros colegas, que se deroguen estos dos decretos. Si bien tenemos que festejar y apoyar con todas nuestras fuerzas al Gobierno Transitorio de la Sra. Añez, también es cierto que yo debo seguir en mi Refugio del Perú hasta que se den las condiciones de IGUALDAD JURIDICA que injustamente se rompió en octubre y noviembre de 2003. Un fuerte abrazo en estas fiestas de fin de año. Que la Navidad ahora en un país libre y en vías a ser plenamente democrático y justo les dé la oportunidad de reafirmar la felicidad y el amor por ustedes y por los demás. Que la solidaridad que ustedes han vivido desde el 21 de octubre en adelante los inspire a pensar en todos los bolivianos con amor y respeto. También espero que el 2020 cambie la trayectoria de nuestras vidas a una más justa y con plena libertad para poder defender la verdad.

Ilegalizar el “MAS”, instrumento político del crimen organizado en Bolivia

Reitero que en Bolivia cayó el dictador pero no la dictadura. El sistema de violación de derechos humanos, desaparición del estado de derecho y de la división e independencia de poderes montado por el castrochavismo para oprimir a los bolivianos, está en plena operación. La dictadura de Evo Morales controla en Bolivia 2/3 de la Asamblea Nacional, fiscales y jueces, Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Constitucional, toda la organización del Estado y lo hace por medio de su denominado “instrumento político” que es el Movimiento al Socialismo (MAS). El MAS fue el instrumento y el beneficiario del fraude electoral puesto en evidencia en las elecciones del 20 de octubre pasado. Sin la participación como “partido político” del MAS, Evo Morales no hubiera podido cometer la cadena de falsificaciones, suplantaciones y crímenes que el mundo observó y que la OEA, Europa y observadores internacionales han certificado. El MAS es el instrumento político del crimen organizado en Bolivia, no puede continuar siendo una entidad legal. Es urgente para el gobierno interino y obligación inicial del nuevo TSE. Si Evo Morales está inhabilitado, ¿cómo explican que su instrumento criminal permanezca? Para entender la peligrosidad y gravedad de no ilegalizar al instrumento político del crimen organizado, recordar que por este tipo de razones el partido nacional socialista del régimen nazi de Hitler fue ilegalizado cuando se liberó Alemania, pues de no hacerlo hubiera podido ganar todas las elecciones en la transición y en la democracia.