EEUU debe mantener los activos y la presencia de compañías estadounidenses en Venezuela

A medida que Estados Unidos se retira del mundo y de los asuntos internacionales, China y Rusia intervienen, en detrimento de los intereses estadounidenses. Ahora, Estados Unidos le está aplicando fuertes sanciones a Venezuela en un esfuerzo por derribar al régimen venezolano. Sin embargo, China y Rusia (particularmente Rusia) tienen gran interés en mantener vivo el régimen de Maduro. Como parte de la política de sanciones de Estados Unidos hacia Venezuela, hay varias compañías estadounidenses cuya licencia para operar en Venezuela ha sido prorrogada hasta enero. Si estas compañías pierden sus licencias, se prevé que los productores de petróleo chinos y rusos, y sus más de 600 empresas de servicios, se apoderen de las operaciones y activos estadounidenses. Estados Unidos debe hacer todo lo que esté a su alcance para destituir a Maduro e instalar un nuevo gobierno temporal dirigido por Juan Guaidó. Una vez que un nuevo gobierno tome el poder, las empresas estadounidenses podrán operar con normalidad, y los rusos y los chinos podrán ser efectivamente desplazados.