Salvador Lew, un caballero honrado.

Esta semana partió hacia el infinito uno de los cubanos mas caballeroso que he conocido y un excelente amigo. Siempre insistía en que había que ser gentil y respetuoso. Salvador como un caballero de estirpe, siempre estaba presto a  ayudar a quien le requiriera colaboración. Salvador era un demócrata autentico. Invitaba a los programas a cualquier persona, sin importar lo que pensara. El defendía con firmeza el concepto de que todos debemos tener espacios para expresar nuestras opiniones aunque la mayoría sea representativa de otra idea. Del amigo que partió se podría escribir mucho más pero es necesario que evoquemos sus meritos en la lucha por la democracia en Cuba. Salvador manejó con acierto y mucho decoro las tentaciones del poder, no se dejo cautivar por la riqueza, siempre fue un caballero y un hombre honrado. 

El doble estándar de Almagro con la crisis de Bolivia en la Asamblea de la OEA

El Secretario Almagro procede nuevamente con «doble estándar» al excluir el tratamiento de la crisis de Bolivia en la 49 Asamblea General de la OEA. Muy correcta la valoración de la situación de Venezuela y Nicaragua que hizo el Secretario Almagro, pero con Bolivia prueba un doble estándar apoyando la criminal cuarta candidatura consecutiva de Morales: En Bolivia, no se cumple ninguno de los elementos esenciales de la democracia, se violan los derechos humanos y libertades fundamentales, el país es un «narco estado». Los gobiernos democráticos de las Américas NO pueden ignorar la crisis de Bolivia en la 49 Asamblea General, deben exigir al Secretario Almagro un informe sobre la situación de Bolivia en el marco de sus obligaciones.

ALMAGRO’S DOUBLE STANDARD WITH BOLIVIA’S CRISIS AT THE OAS’ ASSEMBLY

Almagro again uses a “double standard” in excluding to deal with Bolivia’s crisis at the OAS’ 49th General Assembly. While Secretary Almagro’s assessment of Venezuela’s and Nicaragua’s situation is right on target, he uses a double standard with Bolivia’s situation with his statements made this past 17th of May backing Morales’ fourth, criminal, consecutive candidacy. In Bolivia, none of the essential elements of democracy are met; human rights and individual basic freedoms are violated, the country is a “narco-state”. Americas’ democratic governments CANNOT ignore Bolivia’s crisis at the 49th General Assembly, they should all demand Secretary Almagro to report on Bolivia’s situation within the framework of his obligations.